Cuando las cuentas no cuadran


Publicado en http://www.apascual.net el 16 de Febrero de 2010

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, asegura que las retribuciones de los funcionarios han subido el 0,3% en 2010 , lo que supone un coste aproximado de 50 millones de euros. Y “de momento no está previsto tocar su sueldo”, aunque se reducirá la tasa de reposición de efectivos, es decir, el número de plazas públicas que se convocan para sustituir a las personas que abandonan el cuerpo de las administraciones públicas.

Es curioso este país de nuestras desdichas. Decimos que vamos a ahorrar, a apretarnos el cinturón; salimos fuera para vender nuestra deuda y les decimos a los inversores que hemos preparado un plan orientado a contener el gasto público y luego venimos aquí y espetamos que nos se preocupen, que a los funcionarios ni tocarlos.

O yo no estaba en clase cuando lo explicaron, o ya me van a decir como piensan contener el gasto público aumentando los salarios de los funcionarios, poco o mucho, todo lo que no sea congelar no sirve, y nos quieren hacer creer que reduciendo la tasa de reposición lo van a compensar. Supongamos que sea así, ¿Qué me dicen de todos los departamentos, secciones, organismos varios, etc., que se están creando con las finalidades más variopintas dentro de la administración pública? ¿No es eso un incremento de puestos de trabajo?

No digo yo que deban mermar la capacidad de ingresos de los funcionarios, es más, podría llegar a estar de acuerdo con un aumento más significativo, siempre y cuando ello se viera ligado a la efectividad en el desarrollo de sus funciones; a una formación adecuada al puesto que desempeñan real y controlada; a una disminución de la tasa de absentismo; y a un control de calidad de atención a los usuarios –quienes acaban pagando estas nóminas- hasta ahora poco reconfortable para los que nos vemos obligados a hacer uso de sus servicios ya que no disponen de competencia y no podemos recurrir a otro proveedor.

Si queremos mejorar el país, lo primero que debemos empezar es por mejorar la efectividad de la administración pública y la exigencia tanto a los fijos –los funcionarios- como a los eventuales –los políticos- de un rendimiento acorde con sus responsabilidades y funciones, sujeto a las mismas normas de mercado y no a la garantía, por siempre jamás, de sus puestos de trabajo que hacen que se relajen y se permitan juzgar y, en ocasiones, mal tratar, a quienes sí estamos sujetos a las leyes de mercado.

Cuando los políticos hayan limpiado su casa, que vengan a explicarnos como hemos de hacerlo con la nuestra que, hombre, no nos vamos a engañar, limpia, lo que se dice limpia, no es que esté pero de ahí a que nos vengan a dar lecciones personas que jamás han puesto en riesgo sus propiedades, sus esfuerzos y el futuro de sus familias, me parece un poco grave. Y, para colmo, se presenta una Ministra y nos dice que sí, pero bueno, no tanto.

El desequilibrio debe comenzar a encontrar su punto muerto a través de la contención de los salarios y la eficacia en el desarrollo de sus competencias para evitar más contrataciones. Y, por favor, que alguien vaya y se lo explique a los sindicatos, que saberlo, lo saben. Así que menos hipocresías.

Españoles, sí; tontos, no.

Anuncios

Acerca de pascualpicarin
Formador, capacitador, conferencista. Interim Manager. Consultor. Empresario. Emprendedor.

2 Responses to Cuando las cuentas no cuadran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: