Fariseos ¡


Publicado en http://www.apascual.net el 12 de Marzo de 2010

Unos por una cosa y otros por la otra. Hablo de la reforma de la Ley de Protección de Animales que se viene discutiendo desde ayer en el Parlament de Catalunya.

Soy catalán –indiscutible y ejerciente-, republicano por tradición familiar –declarado- y amante del espectáculo tauromáquico. Tú vas y dices eso en una tertulia y te echan a patadas. Te tachan de cínico, de falso y de mil infamias más, son descripciones individuales antagónicas al parecer. Tanto como ser socio del Barça y simpatizante del Espanyol, algo que la mayoría de los que conozco no entienden, como probablemente tampoco tendrán ni la más ligera idea de fútbol por mucho que vociferen y reclamen penaltys y fueras de juego.

Pues bien, si tuviera que sintetizar mi perfil personal casi que lo dejaría ahí y al que no le guste que no siga leyendo. Pero, para aquellos dispuestos a seguir haciéndolo voy a matizar el titular Fariseos

Como declarado amante de la plástica taurina puedo entender a todos los que defienden ese apartado de las Corridas; como amante de los animales entiendo que producir cualquier daño sobre un animal, ensañándose en su tortura, es un espectáculo salvaje e impropio de este siglo y de nuestra civilización.

La ética de las personas no debe encerrar excepciones, no se admiten dobles lecturas morales. Si hemos sido capaces de legislar una prohibición de las peleas de gallos, como de las de perros, como de la propia matanza del cerdo, debemos ser capaces de legislar la prohibición de un espectáculo en el que se infiere sufrimiento y muerte al animal. He oído diferentes posturas, filosóficas, unas; toreras, otras; éticas, algunas; extremas, todas; razonadas y razonables en busca de un punto de encuentro, ninguna. Todas tienen atisbos de realidad, Todas aportan sus razones, pero la ética, como la moral sólo puede ser una. La reforma de la Ley debe excluir cualquier maltratamiento a animales, sean los que sea, incluso los que lo son sacrificados para alimentación humana. No me vale el estúpido argumento del apoderado de un primera espada diciendo que el toro es el animal que mejor vive hasta el día de la Corrida. Que se vaya a buscar bellotas al monte, para ser educado.

Es cierto que en las corridas subyace una especial sensación entre los asistentes en la que se entremezclan sentimientos muchas veces contrapuestos. La bella estampa del toro arrancando y buscando el capote de un torero sobre la arena húmeda de la Plaza. El arriesgado lance de un banderillero retando al toro ante sus astas. El picador sobre un caballo, unidos para enfrentarse a las embestidas del toro. La sangre del toro manchando el traje de luces y confundiendo a todos. Hasta llegar a la suerte final con el estoque poniendo fin a la vida del bravo animal. Sangre y arena. Vida y muerte. Riesgo, controlado pero riesgo al fin y al cabo. Si fuéramos capaces de aislar por un momento esta estampa, reconozcamos que la plástica es maravillosa, consecuencia de un largo e histórico pasado que, por fortuna, ha impedido que continuáramos con la, también maravillosa estampa –así se lo debería parecer a ellos- de los cristianos y los esclavos enfrentándose a unos leones menos traumatizados antes de saltar a la arena.

La realidad es esta. El arte de la tauromaquia es una exquisitez para el paladar afinado de quien disfruta del enfrentamiento entre el hombre y el animal dentro de un recinto del que sólo puede salir uno de los dos vivo, pero, desde el punto de vista de la evolución que hacemos continuamente las personas, es una salvajada y así debo reconocérselo públicamente a mi mujer y a mis hijos que, durante años, han venido insistiéndome en la vertiente más bárbara de ese espectáculo. Eso sí, jamás me llamaron asesino ni maltratador como tratan de humillar unos cuantos descerebrados a la puerta de la Monumental a quienes asisten. Yo los sigo por la televisión.

Dicho todo esto, sigo llamando fariseos a todos los que van a votar en el Parlamento Catalán, bien sea a favor de la reforma, bien sea en contra. Y sin diferenciación. Y si no que me lo expliquen. ¿Cómo puede plantearse esta reforma dejando de lado el espectáculo del “correbous” de los “toros entorchados” y demás?¿existe una diferencia cuando hablamos de maltrato a cualquier persona entre el maltrato psicológico y el físico?¿por qué con los animales se pretende hacer? Y puestos a exigir a esos fariseos que se llenan la boca diciendo que la lidia es salvaje ¿por qué no pide la abolición de la caza y de la pesca deportiva? ¿qué diferencia hay entre matar por diversión y maltratar a un animal dentro de una plaza? Es más, vayamos más lejos, ¿les preguntó alguien a los animales cautivos del zoológico su conformidad para ser convertidos en espectáculo grotesco de suciedad o de diversión marina en el caso de los delfines?.

Oigan, que sí, que estoy de acuerdo con esta reforma, yo voto sí, pero completa, bien hecha. Qué no busquen sólo eliminar la Fiesta por lo que pueda parecerles que representa a 180.000 personas, ciudadanos muy respetables, pero no más que el resto de los que nacimos, vivimos y moriremos aquí. La Fiesta es Nacional y es española porque la tradición lo ha hecho así, pero no por ello es menos catalana, duela a quien duela, mayormente de izquierdas y muchos republicanos como yo, pero ya basta de mezclar la limonada con la cerveza, muy refrescante por cierto, pero es que a algunos nos gusta el sabor de la malta, oiga.

Ah¡ Se me olvidaba, en Canarias lo prohibieron en el 91 y la Nación no se levantó en armas, que yo sepa. Así que, si aquí tenemos fariseos, allí van bien servidos también.

Una vez resuelta esta reforma, ¿el próximo molino de viento de los extremos cazurros descerebrados cuál será?¿el flamenco, tal vez?

Ahora sí, ya he conseguido enemistarme con todos. Lo del Barça y del Espanyol casi que lo dejo para otro rato.

Anuncios

Acerca de pascualpicarin
Formador, capacitador, conferencista. Interim Manager. Consultor. Empresario. Emprendedor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: