La diferencia entre los alemanes y los españoles


Publicado en http://www.apascual.net el 23 de Febrero de 2010

Curiosa la forma en como enfocan los problemas y sus posibles soluciones los alemanes, por ejemplo, liderando la Europa de antes de la crisis y la de después de la crisis, probablemente, y como lo hacemos los españoles, especialmente los políticos pero sin dejar exonerado a ninguno de los ciudadanos de a pié.

Mientras allí, en la dura, difícil y áspera Alemania, el primer sindicato alemán acepta una congelación salarial, nosotros nos debatimos entre sí vamos a hacerle una huelga general al Gobierno para que retire las únicas medidas que se ha atrevido a presentar ó si los populares le arrebatan ese gobierno que no debe ser tan malo cuando todos lo quieren. Claro que, si por estar en uno autonómico, te llenan de trajes y relojes y eso no es suficiente para considerarlo aprovechamiento ilícito del cargo ó también los hay que van trapicheando con suelo urbano, tratos de favor, contratos de explotación municipal y otras tantas cosas que no alcanzamos a pensar, pues imagínense ustedes lo que pueda llegar a ser estar en el Gobierno. Un chollo.

Pero vamos al asunto que hoy nos trae. Los alemanes de Renania Westhphalia, federación que sirve de referencia para el resto de Alemania en muchos aspectos económicos –ya saben que allí el asunto de las autonomías nuestras lo tienen muy diferenciado a base de federaciones con su respectiva y amplia autonomía que, aunque se parece, no es lo mismo para desgracia nuestra- acordaron congelar los salarios a cambio de que las empresas se comprometieran a respetar los empleos, además de otras medidas (reducción de jornada hasta 28 horas compensadas con un pago lineal para este año y una revalorización de los salarios del 2’7% para los sueldos a tiempo parcial) que de llevarse a cabo aquí, serían capaces -los sindicatos- de pedir la restitución del garrote vil.

La frase que define la diferente situación entre cómo lo enfocamos en España y como lo hacen enAlemania la dijo Bernold Huber, representante de uno de los sindicatos más influyentes de el país germánico, cuando lo resumió con buen resultado con justo reparto de sacrificios. Por su parte, el responsable de la patronal le respondía felicitándose por que han sido capaces de demostrar entre todos una gestión en común de la crisis.

Nos preguntamos, por qué es posible que en Alemania sean capaces de alcanzar acuerdos a partir de entender que de esto sólo se saldrá juntos y en España sólo queremos salir juntos si todos salen conmigo y no con el otro. Cuando sufrimos la crisis del 92, recuerdo a un Ministro de Economía (Solchaga) que se negaba sistemáticamente a pronunciar la palabra CRISIS hasta que lo hizo, pasados los JJ OO de Barcelona, y desencadenó un desplome económico importante en aquel momento. Posteriormente, tras el estallido del caso GAL, en el 95, el partido liderado por Aznar no tuvo piedad de los socialistas gobernantes y aprovechó una crisis de Estado, que debería habernos unido a todos (recuerden el caso de la banda terrorista Baader-Meinhof, curiosamente también alemana y su discreta (¿)  desaparición del mapa de común acuerdo y sin discrepancias políticas), para entrar a matar utilizando el acoso y derribo, que tan bien habían usado con anterioridad las huestes felipistas con otros asuntos como Banca Catalana y el Gobierno catalán.

La historia es cíclica, dicen, y mientras unos son capaces de buscar puntos de encuentro otros lo hacen de desencuentro, dicho de otra manera, mientras los alemanes tratan de encontrar soluciones a los problemas a partir de un diálogo y de una negociación en toda regla, nosotros practicamos el seguidismo y permitimos que se perpetúe la aplicación sistemática de las consignas partidistas que siempre responden a un interés económico particular de cada partido y de sus integrantes.

Las soluciones para salir de esta crisis existen, son de manual cuando no esta permitido jugar con la devaluación de la moneda. Les recomiendo que echen mano a la hemeroteca de La Vanguardia (www.lavanguardia.es) sin ir más lejos, de la etapa que comprende desde mediados del 92 a principios del 93, poco antes de las elecciones anticipadas y se sorprenderán de la extraordinaria similitud que existe entre entonces y ahora. No crean que es culpa de los socialistas sólo por la coincidencia, sería falaz y no respondería a la realidad. Las soluciones ahora son muy parecidas a las que, entonces, tampoco se podían aplicar estrictamente si los gobernantes querían sobrevivir a esa aventura, sólo podía hacerse y bien de haber alcanzado un pacto de Estado en aquel entonces, pero no interesaba.

Lo que hoy sufrimos, más allá del desencadenante americano –pura coincidencia porque igual habría sucedido más tarde o más temprano- es el resultado del partidismo de unos y de otros y de no haber sido capaces de conducir a esta Nación hacía un progreso basado en el desarrollo del conocimiento y de las nuevas tecnologías, emergentes por entonces, permitiendo que se hiciera en base al hinchamiento de una burbuja inmobiliaria que explotó.

¿Dejaremos ahora que vuela a suceder lo mismo? No lo duden, la respuesta es SI, lo permitiremos. Los españoles somos así.

Anuncios

Acerca de pascualpicarin
Formador, capacitador, conferencista. Interim Manager. Consultor. Empresario. Emprendedor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: