Seleccionando por criterios personales (House)


Error
El video no existe

La serie House es, como siempre, una fuente continua de situaciones demostrativas de lo que sucede en el mundo empresarial en general. Hoy he traído un ejemplo más de los muchos con los que nos encontramos, en este caso a la hora de contratar al personal.

Motivaciones subjetivas y  no profesionales interfieren en el buen juicio de los que deciden a quién deben incorporar en el equipo de trabajo obviando, en muchos casos, las consecuencias que ello pueda conllevar de cara a alcanzar los objetivos previstos. Yo sé, soy consciente, de que ninguno de los que vean este montaje creerán ser uno de ellos, probablemente si se trata de mujeres sea así, pero en el caso de los hombres, créanme si les digo que en más de una ocasión se ven situaciones muy parecidas, si no en las formas, sí en el fondo, sin descartar del todo las formas tampoco.

Tal vez resulte algo exagerado en la manera que se presenta, pero nuestras actuaciones y decisiones adoptan diferentes formas a cual más extraña. En el capítulo del que hemos extraído el ejemplo, el séptimo de la cuarta temporada de House, un auténtico regalo todo él por lo mucho que podemos llegar a encontrar en cuanto a comportamientos habituales poco deseables o viciados, se está tratando el caso de una deformidad craneal en un muchacho joven.

Como algunos habituales de la serie recordarán, en esa temporada, la cuarta, el Dr. House cuenta con un grupo de aspirantes a formar su equipo que compiten por obtener las tres únicas plazas que al final van a quedar libres. House, decide, tras una experiencia en capítulo anterior colaborando con la CIA, traerse consigo para ocupar una de esas tres plazas a la doctora que colabora con la Agencia de Inteligencia.

En la práctica no parece ser la decisión más acertada y acaba llegando a la conclusión que no se rigió por motivos estrictamente profesionales, sino que, tal vez, se dejó llevar por otras cuestiones más personales, algo que su amigo el doctor James Wilson, le hace finalmente aceptar. Como la sutileza no forma parte de sus habilidades y precisa, por otra parte, demostrar su ecuanimidad aceptando su error públicamente, allí donde lo había cometido, despide a la doctora de una forma poco recomendable. Desde luego, en España, no lo propondríamos ni por los sindicatos, ni desde el punto de vista personal y humano pero, afortunadamente, se trata de una ficción.

Cuan bueno sería para los resultados de las compañías que los candidatos a cualquier puesto no fueran elegidos teniendo en cuenta criterios estéticos y sí, exclusivamente, de idoneidad profesional, con nuestros errores, que duda cabe, pero estrictamente profesionales.

Acepto todo tipo de críticas al vídeo, a mi interpretación de lo que en él aparece, a mí mismo… todo es bienvenido. Y, cómo no, aportaciones interesantes que enriquezcan lo que presentamos.

Anuncios

Acerca de pascualpicarin
Formador, capacitador, conferencista. Interim Manager. Consultor. Empresario. Emprendedor.

3 Responses to Seleccionando por criterios personales (House)

  1. Pues visto, o mejor dicho, rememorado el séptimo capítulo, veo que pese a ser una ficción, en muchos casos la realidad la supera. No me refiero al método de despido, sino al de la contratación. En muchos casos se prejuzga, como dice house al final del mismo, y el error hay que enmendarlo. En la vida real también existen más factores que influyen en éstas decisiones, como los llamados “enchufes”. Y una vez contratadas estas personas , pueden llegar al ser una lacra capaz de hundir una pequeña empresa. No a nivel individual, faltaría más, sino formando un grupo o clan, con un objetivo común, que en la mayoría de casos no se trata de hundir la empresa, si no de acabar con un supuesto rival o con un jefe. Por suerte el dr. House no forma parte de una junta, por llamarlo así y corta el problema antes de que se extienda. En cuanto a las formas del despido, las he presenciado peores, lamentablemente, y sin opiniones a cita.
    Un abrazo y sigue así, que aprendo muchísimo.

    • En la última frase quería decir “sin opciones a citas” , problemas de escribir con el móvil y que a la vez te sustituya palabras sin avisar.

    • Gracias por tus comentarios. Celebro que te satisfagan algunas de nuestras aventuradas aseveraciones pero, la verdad, es que en House hay mucho más de real de lo que parece aunque viéndolo ahí, nos suene a música celestial. Pocos enchufados creo que le llegaran a enchufar a un tipo como el caracterizado en la serie -tampoco descartable- pero también iba a durar muy poco alguien que fuera de cara como va él. Ni que salvara todas las vidas inimaginables. La sociedad es completamente hipócrita y eso no lo van a cambiar ni cinco siglos más.

      Fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: