La Honradez (1ª parte)


Honestidad

Hablar de honradez, en nuestros tiempos, es sinónimo de rectitud en situaciones que implican movimientos económicos continuos. Por una parte, es una cualidad absolutamente indispensable para alguien que refleje la contabilidad de una empresa, los que trabajen en bolsa o para aquellos que se sitúan detrás de una caja donde se da mayor tráfico de efectivo pero, de otra, parece más circunstancial para un técnico de mantenimiento o para un ingeniero informático. Se trata de un error de percepción que cometemos a menudo y que es difícil de detectar en alguien que no haya sido acusado, y demostrado, de falta de honradez, lo que sólo se da por lo general en el primer caso.

Hablamos de falta de honradez cuando alguien atenta contra la confianza que hemos depositado en él y ha resultado sancionado por este motivo. No es algo común ni públicamente conocido de forma que, antes de contratar a alguien, podamos comprobarlo y eso permite la reiteración del hecho a cargo de la misma persona por más veces contra distintas compañías.

En muchas ocasiones, sustituimos la honradez por el abuso de confianza sin ser conscientes de que ambas se solapan a menudo. La honradez personal se esconde detrás de cada una de las actuaciones que realizamos a diario. Se debe ser honrado, sobre todo, con uno mismo. Serlo nos reviste de una fortaleza personal que se refleja en la seguridad con la que podemos abordar la mayoría de las situaciones personales, sociales y profesionales a las que nos vayamos a enfrentar. Podemos y debemos ser honrados cuando hablamos con un compañero, rectificamos a un subordinado, desarrollamos un proyecto y en cualquier tesitura profesional o de nuestra vida cotidiana; también dentro de nuestro entorno familiar dando la respuesta que se espera de nosotros en cada momento, aportando, colaborando, atendiendo, corrigiendo y motivando; en nuestro ámbito social, con nuestros amigos, nuestros vecinos, la comunidad en la que vivimos, con nuestra ciudad, cumpliendo y observando las normas sociales que nos permitan una convivencia cívica y, en consecuencia, nos deje disfrutar de una vida más fácil y cómoda.

Copyright Registro: 1205011561680 (San Benito y el Management)

Anuncios

Acerca de pascualpicarin
Formador, capacitador, conferencista. Interim Manager. Consultor. Empresario. Emprendedor.

2 Responses to La Honradez (1ª parte)

  1. Pilar says:

    Hola Pascual y amistades del blog,

    Pienso también que hoy en día es muy importante ser honrado sobre todo con uno mismo, como muy bien diices, porque eso lo transmitimos y se coge confianza con lis demás y con nosotros mismos. Adelante!! Viva los valores humanos!!! Gracias.
    Saludos y suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: