Un (mal) ejemplo de Líder Autárquico. Mariano In Action


MIA  Mariano In Action

(El título hubiera resultado más oportuno utilizando la inicial de su apellido (Rajoy) RIA y hubiera podido ser algo tal como

RIA -se

pero lo dejé así por ser Mariano más próximo, más familiar: “¿Cuánto te voy a echar en falta? con lo que nos hemos llegado a reír juntos” (la frase es de un episodio del Dr. House, por las dudas)

La autocracia es una suerte de dictadura o absolutismo impuesto, bien sea a través de las urnas o mediante un Golpe de Estado, y que, en el caso de las democracias, suele durar el período de tiempo que a bien tengan los ciudadanos mantener al tirano de turno (no digo con esto que Rajoy lo haya sido).

Solemos restringir el acceso a este adjetivo a personajes muy relacionados con la política y con el ejército, en este último caso, metidos a políticos; actualmente podríamos aventurar que Maduro (Venezuela) es uno de ellos y Erdogan (Turquía) también está muy próximo al anterior, por poner dos ejemplos de líderes autocráticos muy próximos a la tiranías o, en el mejor de los casos, lejanos a la idea de democracia que compartiríamos la mayoría de los ciudadanos.

Pero también existen líderes autocráticos en las organizaciones y en las corporaciones empresariales y de cualquier tipo ¿Quién de nosotros no conoce algún caso o lo ha tenido que sufrir? 

La autarquía, por otra parte, también se refiere a otra variante sutil de las dictaduras. Algo que también sucede en Venezuela y en Turquía bajo el paraguas de la “Democracia”. En España ya vivimos algo similar durante el gobierno-dictadura franquista que se presentaba a sí misma como “democracia orgánica”, pero que encubría a un actor y al resto del reparto que actuaban como auténticos sátrapas.

Recientemente, España ha vuelto a sufrir una circunstancia autárquica, si entendemos por ello a aquel gobierno de un grupo que posee el poder absoluto del estado, decidiendo las leyes y cambiándolas de acuerdo a sus intereses. Porque eso exactamente es lo que ha venido haciendo el peor Gobierno de la democracia española: el del señor Rajoy

En Wikipedia, podemos encontrar una entrada muy interesante al respecto: El Ideal Filosófico de la autarquía

“En la Antigua Grecia varias corrientes filosóficas vieron en la autarquía un ideal de vida. Para las escuelas cínica, estoica, epicúrea y cirenaica, la autarquía es la situación propia del sabio, que se basta a sí mismo para ser feliz, pues no necesita para ello otra cosa que el ejercicio de la virtud. En este sentido, es la independencia del sabio, que junto a la autonomía (libertad) y la ataraxia (imperturbabilidad) configuran las características ideales del sabio”

Exactamente lo que ha estado ejerciendo el ínclito Rajoy hasta la fecha y que ahora continuará dilatando sus decisiones en Santa Pola, pobres empleados del Registro de la Propiedad. Su virtuosismo, basado en la dilación en la toma de cualquier decisión bajo el viejo axioma de los mentecatos, “el tiempo lo soluciona todo”; sumado a la libertad de hacer lo que le viniera en gana (libertad) apoyado por una mayoría primero y una minoría suficiente, después; y su característica ataraxia (imperturbabilidad) de buen gallego que nunca sabes si va o viene, y conste que no acepto esta generalización geográfica ni social, pero que en su caso es constitutivo de su propia personalidad, conforman un perfil de Líder Autárquico, de esos que, además nunca habla claro, suponiendo que esté dispuesto a dialogar alguna vez, cosa que no creo.

Y es que, un Líder que oye pero no escucha, nunca dispuesto a encontrar puntos de encuentro y siempre presto a señalar líneas de separación y diferencias ideológicas irrenunciables, nunca podrá convertirse en un buen líder. Nunca, jamás. Contrapuesto a la sabiduría supuesta en los sabios, defendida por estoicos, epicúreos, cirenaicos y cínicos, se presenta la escuela de los valores humanistas y cristianos que encuentran la verdadera felicidad y sabiduría en el amor agapao (o ágape), ese que todo lo puede:

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta (Corintios 13)

Pero ¿qué le vas a explicar a alguien, cargado de tanta soberbia? Incapaz de ceder cualquier espacio al diálogo, a la comprensión, al entendimiento. Básico para cualquier líder que se precie, en cualquier organización por pequeña o grande que esta sea. Si a eso le añades todos los enemigos que vas dejando por el camino (cadáveres políticos poco dispuestos a perdonar y condonar tu deuda), el desgaste propio de tus propias torpezas (todos tenemos y las cometemos), y que más que el líder político de una importante nación en el concierto europeo eres una mala caricatura al servicio de tus propios desaciertos públicos y notorios (ver imágenes de este post con frases suyas memorables), tienes servida una moción de censura (o destitución) con final atroz y doloroso, del que no va a quedar ni una sola imagen de épica política; simple y llanamente, Señor Presidente váyase y no le queremos volver a ver más en la vida.

Rajoy, sí, posiblemente el peor Líder de la Historia Moderna de España (no hablo de y no juzgo ni a la persona ni al partido ni al político, sólo a su función política, quede claro)

Mariano DIXIT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.