AMOR, MUCHO AMOR


 

A veces, conseguir IDEAS es muy difícil. Incluso, cuando las tenemos, las desechamos por poco útiles, por la dificultad que nos supondrá acometer su realización, otras ocasiones las acabamos considerando estúpidas… hasta que a otro se les ocurre y las lleva hasta el final y… ¡Triunfa!

Y es que permitimos que nuestro mundo neuronal se llene de ESQUES  y de inútiles YSIS

ES QUE si invierto mi dinero y sale mal y lo pierdo, nos quedaremos sin cobertura ante posibles incidentes.

Y SI me meto en esto y luego sale mal ¿que dirán mi mujer, mis amigos, mis padres…

¿Sabe cómo acaba la historia? Yo se lo cuento. Vino una crisis económica y se quedó sin casa, con hipoteca y sin dinero. Y también, llegó una pandemia viral -le llamaron coronavirus, pero es más conocido por su nombre más cariñoso COVID-, y muchos perdieron el trabajo, otros la salud y algunos -muchos, demasiados- la vida. Cuando comenzábamos a salir de la espiral de cifras negativas y estas menguaban en contagios, ingresados y fallecidos, descubrieron que el mundo económico ya no era como lo imaginábamos, a pesar de todas las mentiras que nos seguían explicando: que si el Estado iba a facilitar 200.000M €, que si la Comunidad Europea, dejaría (desbloquearía fue el término exacto que utilizaron, que no es lo mismo) 500.000M€ a Europa (137.000M€) a España… y bla, bla, bla…

Y en eso acabó todo… más millones de euros para las compañías del IBEX, para los bancos, para los listos, para pagar las deudas, para los bancos, para mantener el entramado financiero vivo y seguir pagando pensiones, ejército, policía, funcionarios administrativos (sí, esos que la cagaron comprando mascarillas defectuosas), los salarios de todos los políticos del Congreso y del Senado, de las Comunidades Autónomas, de las Diputaciones, de los Ayuntamientos y hasta de los Sindicatos… Pero ¿qué sucedió con nuestro amigo|a, el de la IDEA?

Que le hicieron un ERTE, luego la empresa acabó quebrando, entró en pánico y calculó cuantos meses le iban a durar sus ahorros para poder pagar la hipoteca, el alquiler, la comida, el colegio de los niños… y, la IDEA, aquella Idea que podía haber maravillado al mundo, se fue diluyendo, olvidando. Hasta que alguien se la recordó bruscamente:

¡Ya te dijimos que no era el momento!¿Te imaginas si te hubieras metido en aquel negocio, qué sería de nosotros ahora si no nos hubieras hecho caso? 

Claro, claro… ¡Cuanta razón tenían todos! Qué tonto llego a ser, suerte que me di cuenta a tiempo.

En el otro extremo del mundo, hubo un loco, un monomaníaco, con la misma IDEA pero con otra actitud. Igual tuvo más suerte, nunca sabremos. Igual no tenía padres instruidos, o no estaba casado ni tenía hijos ni, tal vez, hipoteca. O, lo peor, tal vez era un monomaníaco de esos inconscientes. Bendito sea. Fue capaz de arriesgarlo todo, hasta, porqué no, perderlo todo. Puede que aquella IDEA no le alcanzara a fructificar, pasa el 90% de las veces. Pero algo es seguro, su ACTITUD de MONOMANÍACO, le llevó a intentarlo de nuevo, una y otra vez, hasta que por fin la embocó y consiguió ese tan inesperado como brillante EAGLE que sólo de vez en cuando vemos en los campos de Golf.

Sin ESQUES, sin YSIS, sin PORQUES, el MONOMANÍACO sólo entiende una cosa: el AMOR

Se enamora de la IDEA, del producto, del concepto, se enamora perdidamente como te enamora esa persona cuyo ser te posee, te embarga, te absorbe y te cala hasta la médula, hasta el tuétano de tus huesos. Te permite avanzar con la seguridad absoluta de que con esa compañía nada resulta imposible, ni siquiera difícil porque las dificultades compartidas son retos divertidos (si no fuera así, quién se atrevería a traer hijos a este mundo loco)

Ya nos lo advirtieron en Corintios 13, sólo que a la mayoría sólo le suena a poesía antigua, desfasada, trasnochada:

La preeminencia del amor

13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Nada sin AMOR. Cualquier cosa es posible con AMOR

Esa es la diferencia entre usted que tiene una IDEA, o que la tuvo y la mantiene aparcada, y ese MONOMANÍACO que anda suelto con una MISIÓN en sus manos.

Y les voy a decir una cosa. Este largo encierro me ha traído muchas cosas positivas, junto al temor de perder a alguno de mi seres más queridos, que también, y la tristeza de ver que muchos partieron antes de hora; me ha traído tres nuevas IDEAS en las que llevamos dos meses trabajando. Desconozco su final, ni nada se de su éxito; ni me importa si ganaré mucho dinero o invertiré muchas horas que nadie me pagará. Sólo el AMOR por nuestra MISIÓN.

La primera IDEA, una acción muy local, pequeña, con pocas aspiraciones pero movida desde el corazón. Hoy ya tenemos diez familias y 35 personas a las que estamos ayudando con alimentos que nos donan. Uno sólo al que hubiéramos podido ayudar habría justificado la primera de nuestras locuras.

La segunda IDEA, no podemos ponerla en práctica hasta que no empiecen a poder trabajar las industrias auxiliares que nos ayudan, pero eso será la próxima semana y pronto veremos sus resultados. Yo se la iré explicando conforme avancemos. Está inundada, de AMOR, del amor de mi pareja por su trabajo y con verla sonreír tengo suficiente para saber que es una completa MONOMANIACA muy peligrosa, se lo aseguro yo que la veo cada día como toma el ordenador y se pone a diseñar. A veces me da miedo, sobre todo cuando me pregunta aquello tan recurrente de ¿Te gusta este modelo? Síiiiiiiii, mi amorrrrrrrrr, a quién se le ocurreeeeeee ¿cómo no me va a gustarrrrrrrr? (añádanle el acento colombiano que le doy a mi expresión)

La tercera IDEA, es la bomba, una bomba nuclear cargada de AMOR a punto de reventar. Es de un amigo, un amigo LOCO reconvertido a MONOMANÍACO, químico y farmacéutico; estos son los peores. Además de eso, es seguidor del Real Madrid, esto es casi lo que peor llevo. Les prometo que se oirá hablar de nosotros. Tiene la edad de jubilarse pero no piensa hacerlo hasta que no la haya liado parda, y vaya si la va a liar. Gallego ilustre, buen amigo y mejor persona. También les hablaré de todo esto.

Ah! Se me olvidaba, tres proyectos, tres IDEAS, sin apenas fondos y dispuestos a crear ILUSIONES cargadas de AMOR para AYUDAR a los que van a verse inmersos y hundidos en una economía de mierda (la española), que cada año que pasa se empantana más y alimenta a los cocodrilos que todo lo devoran a su paso. Vamos a demostrar a todos que, para salir de aquí, hacen falta IDEAS y GANAS pero, sobre todo:

AMOR, MUCHO AMOR.

Necesitamos encontrar y apoyar a todos los MONOMANÍACOS del Universo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .