10 Razones para mirar al futuro con optimismo


Progreso, de Johan Norberg

Las malas noticias son omnipresentes en las televisiones, los periódicos y las conversaciones. Sea por razones económicas, políticas o debido a catástrofes naturales, parece que nuestro mundo va cada vez peor. Sin embargo, eso no es cierto. El progreso que la humanidad ha experimentado en las últimas décadas ha sido asombroso y no tiene precedentes. Y así lo demuestra el detallado examen que Johan Norberg hace en este libro de las cifras oficiales de organizaciones internacionales como Naciones Unidas, el Banco Mundial o la Organización Mundial de la Salud.

Nuestra percepción puede decirnos que todo va mal, pero los datos indican que el mundo mejora y que lo hace, en muchas ocasiones, para aquellos que se encuentran en un peor punto de partida: en casi todos los rincones del mundo la gente vive más años, con mayor prosperidad, más seguridad y mejor salud.

Por supuesto, ni todos los problemas han sido resueltos ni todas las partes del mundo pueden compartir este optimismo. Pero en la mayoría de los casos sabemos, al menos, qué herramientas pueden ayudarnos; muchas veces, una tecnología tan simple como la que permite el acceso al agua potable y sistemas de fontanería domésticos puede marcar una enorme diferencia. La educación y la nutrición son también claves y constituyen indicadores que mejoran. Nada debería hacernos pensar, en consecuencia, que el mundo del futuro va a ser peor que el actual. De hecho, y como nos recuerda Norberg en las páginas de este libro, vivimos en la mejor época de la humanidad

https://www.youtube.com/watch?v=jFvKPS1m5AI

Progreso. 10 campos en los que ha mejorado la humanidad

Un libro importante: ‘Progreso. 10 razones para mirar el futuro con optimismo’, de Johan Norberg, con prólogo de Juan Ramón Rallo. Johan Norberg es un ensayista económico sueco, conferenciante internacional, autor de 15 libros y defensor del capitalismo social. Su obra anterior, ‘Fiasco’ (2015), explicaba cómo la obsesión de los estadounidenses por la propiedad inmobiliaria y el dinero fácil había provocado la crisis de 2008.

La tesis de Norberg es “vivimos en el mejor momento de la historia y hay un cierto consenso de los contrario, de que el mundo va exageradamente a peor”. Entre los pesimistas, el general Dempsey de los EE UU (“El mundo nunca ha sido tan peligroso como ahora”), Naomi Klein o John Gray (“del homo sapiens al homo rapiens”). El PIB global per cápita se mantuvo estable hasta 1800 y luego se ha disparado (hasta los 8.000 $ anuales). Johan Norberg centra su atención en diez campos:

1. Alimentación. La tasa de desnutrición ha pasado del 50% en 1945 al 10% actual. El grado de seguridad alimentaria es mucho mayor. La profecía de Malthus (1779) afortunadamente no se ha cumplido. Sin Fritz Haber y Carl Bosch (BASF) con sus fertilizante, el 40% de la humanidad no existiría (Vaclav Smil, ‘Enriqueciendo la tierra’). A mediados del XIX, el consumo de calorías en Europa era de 2.000-2.500, en 1950, 3.000 calorías. En la primera década del XX fallecieron más de 3 M de niños al año por desnutrición. Hoy se ha reducido un 60%. En los últimos 50 años, el número medio de hijos por mujer ha descendido de 6’1 a 2’6. China, India, incluso África han mejorado considerablemente.

2. Saneamiento. De 1980 a 2014, los servicios sanitarios de calidad han pasado del 20 al 60% y las fuentes de agua potable, del 50 al 90%. Hasta los tiempos modernos, bañarse era infrecuente (en la España medieval, una “costumbre musulmana”). Desde 1990, 2.650 M de personas han accedido a suministros de agua limpios y seguros. En el África subsahariana se ha mejorado en 20 puntos el acceso a agua potable en los últimos 25 años.

3. Esperanza de vida. En 1770, era de 30 años. Ahora alcanza los 70 (en España y Japón, los 80). El epidemiólogo Abdel Omran distingue entre la era de las pestes y las hambrunas (esperanza de 20-40 años), del retroceso de las pandemias (30-50) y de las enfermedades degenerativas (50+). En los últimos 20 años, el número de mujeres que muere en el parto ha pasado de 435 a 242/100.000. La mortalidad infantil ha descendido un 70% en países en vías de desarrollo.

4. Pobreza. La tasa de pobreza (menos de un dólar al día) ha caído del 85% (1815) al 10%. El crecimiento económico es el mejor arma contra la pobreza. Nunca antes ha disminuido tanto.

5. ViolenciaLa tasa de homicidios en Europa era del 40% en 1400 y es cercana a 0 en la actualidad. A lo largo del XIX, casi toda Europa abolió la pena de muerte (en EE UU es del 0’1 por cada 100.000 personas). Los enfrentamientos bélicos entre democracias son casi imposibles.

6. Medio ambiente. La polución en el Reino Unido ha pasado de casi el 100% en 1970 a menos del 40% hoy. El Club de Roma alentaba en el 70 sobre la contaminación; su profecía no se ha cumplido. La tasa de cáncer está bajando en casi todos los grupos de edad. Las emisiones de CO2 han disminuido desde 2000 en Europa. Pronto podremos extraer dióxido de carbono del aire y realizar fotosíntesis artificial.

7. AlfabetizaciónLa tasa de analfabetismo ha pasado del 90% (1820) al 40% (1950) y el 10% actual.

8. LibertadEn 1800, el 60% de los países fomentaban la esclavitud; hoy es prácticamente 0. Autoritarismo: cuando la renta per cápita no llega a 1.500 €, el riesgo de caer en el autoritarismo es alto. En 1984, 23% de países libres; en 2014, 32%. El porcentaje de naciones sin libertad de expresión, del 57 al 32%. Hoy el 40% vive en países libres y el 23% en parcialmente libres.

9. Igualdad. Se persigue mucho menos a las minorías étnicas. Hay un “efecto Flynn moral” (Steven Pinker): menores prejuicios. El nivel de pobreza de los afroamericanos ha bajado del 75 al 40% en dos décadas. Mejora en los derechos de las mujeres: casi en el 100% de los países tienen derecho al voto. Y progreso en los derechos de los homosexuales.

10. La próxima generaciónEl trabajo infantil ha pasado del 28% (1950) al 10% actual. Aun así, el 71% de los británicos piensan que vamos a peor y sólo el 5% a mejor.

PUBLICADO POR 

¿Es suficiente conformarnos con esto, tal cual? Es obvio que no, el inconformismo ha de ser una de las banderas de nuestras nuevas generaciones, debemos luchar por mejorar cualquier estadística persiguiendo la Excelencia pero ya va siendo hora de que comencemos a dimensionar adecuadamente las cosas: no estamos peor que nunca ni cualquier tiempo anterior fue mejor, ni en broma. Los datos no engañan y las estadísticas son las que son, con lecturas interesadas o sin ellas.

No es lógico que estemos demonizando la inmigración, basándonos en estadísticas manipuladas mal intencionadamente, siguiendo intereses espurios de nacionalismos excluyentes y xenófobos. Tratemos de ver lo positivo de las cosas, sin inmigración no hay desarrollo. Limitarla no es sólo ya una cuestión de valores morales y/o cristianos, es una cuestión de superviviencia para nuestras futuras generaciones. Utilizarla como arma arrojadiza para la obtención de un puñado de votos se llama: estrechez de miras.

Anuncios

EL PATITO FEO


Fantástica entrevista de Olga Pereda a Jordi Nomen, publicada en El Periódico de Barcelona el pasado día 15 de Julio de 2018, es decir, rabiosa actualidad. Jordi Nomen es profesor de filosofía y es el autor del libro “El Niño Filósofo“. BBVA, a través de su fundación, le ha dado mayor audiencia a este profesor y a la importancia de sus explicaciones.

Todos podemos extraer algo positivo de sus explicaciones, no sólo está orientado a los padres (espero que mi hijo mayor, el único a día de hoy que me ha permitido vivir la experiencia de ser abuelo, lea esta líneas como habitualmente hace cuando publico alguna cosa) que son el público destinatario primero de Jordi Nomen, también se desprende la obviedad de aplicarla en las aulas de capacitación de profesionales, para liderazgo, management, etc. y también en el mundo del deporte (también espero que mi hijo más joven, dedicado al deporte, lo lea -este es más difícil que lo haga- y extraiga sus propias conclusiones de aplicación, se me ocurren muchas ahora mismo)… ¿se imaginan lo que representaría para la actitud moral de las personas el desarrollo del pensamiento socrátrico?¿pueden imaginar lo que ayudaría a la comprensión entre los humanos, entre ciudadanos, entre los vecinos, los amigos, las parejas, el desarrollo del pensamiento socrático? ¡Y está a nuestro alcance! podemos iniciarlo ahora mismo.

A parte de la entrevista que aquí les dejo, también les facilito este enlace a una entrevista patrocinada por BBVA que le hicieron al propio Jordi Nomen muy interesante (y largo, así que busque un tiempito para escucharlo acomodadamente): https://www.youtube.com/watch?v=e3BumAX-eME

Por cierto, después de la entrevista también incluyo )así viene dispuesto en el propio periódico, una aplicación práctica de talleres filosóficos destinados a personas con discapacidad intelectual a fin de empoderarlas e incrementar su autoestima. No se lo pierdan tampoco.

Empezamos,

¿Tiene usted hijos pequeños? Deles una caja vacía y pregúnteles 20 cosas que podrían hacer con ella. Quizá no lo sepa, pero les está enseñando filosofía. También lo hará si les muestra, por ejemplo, una foto de ‘La Gioconda’ y no se limita a que la observen sino que les lanza varios interrogantes como: “¿Te gusta? ¿Por qué? ¿Dirías que sonríe? ¿Cuándo sonríes tú así?”

El profesor de Filosofía y responsable del departamento de Humanidades de la escuela Sadako de Barcelona Jordi Nomen (Barcelona, 1965) demuestra en el libro ‘El niño filósofo’ (Arpa editores) que la filosofía se puede enseñar a los chavales desde muy pequeños. No es una ciencia para cuatro elegidos sino una manera de que los más pequeños piensen por sí mismos, piensen mejor y piensen en los demás. Los niños filósofos de hoy serán los ciudadanos críticos del mañana.

-¿A partir de qué edad se le puede enseñar filosofía a un niño?
-Desde los dos o tres años si se cuenta con los materiales adecuados. Lo que hacemos es trabajar con marionetas o contarles cuentos sencillos. ‘El patito feo’, por ejemplo. No nos limitamos a leerles la historia sino que les preguntamos por qué creen que le llaman feo y si una persona ‘fea’ puede ser aceptada en la sociedad.

-Así que ‘El patito feo’ también es filosofía
-Por supuesto que lo es. Habla de la marginación y la confianza en sí mismo para convertirse en cisne. Cualquier material sirve para enseñar filosofía. Si un formador tiene mirada filosófica y sabe preguntar filosóficamente puede conseguir que los niños y las niñas piensen filosóficamente.

“Un padre puede leer ‘El patito feo’ y preguntar a su hijo por qué cree que le llaman feo y si es conveniente llamar feo a alguien. Eso es filosofar”

-¿Y los papás y las mamás?
-Esta tarea no es solo de los profesores. No hay que ir a la universidad y estudiar la carrera de Filosofía para tener una mirada filosófica. Simplemente hay que salirse del contexto. Un padre o una madre puede leer ‘El patito feo’ y preguntar a su hijo: ¿Por qué le llaman feo? ¿A ti te han llamado feo alguna vez? ¿Crees que es conveniente llamar fea a una persona o la belleza es mucho más que el aspecto exterior? Este tipo de preguntas son netamente filosóficas. Es cuestión de práctica y de tener ganas.

-Y tiempo.
-Claro. Hay que ir poco a poco. Esto no requiere prisa. La reflexión siempre implica tranquilidad, reposo y serenidad. No hay que forzar. No consiste en hacer una lista de diez preguntas a los chavales.

-En ‘El niño filósofo’ afirma que una clave fundamental es cómo se cuentan los cuentos. Recomienda hacerlo en voz alta y gesticulando.
-Son los matices del lenguaje no verbal, que se pierden escuchando un cuento pregrabado. A veces nos precipitamos y queremos que el niño sepa cómo va a terminar la historia, cuando en realidad es más interesante trabajar las habilidades del pensamiento con ellos. Matthew Lipman, creador del programa Philosophy for Children, insistía en que no hay que precipitarse sino dejar que piensen. Lo mejor es pararse un momento y hablar sobre las posibilidades que tienen los personajes.

-Si les leemos ‘El traje del emperador’…
-Pues, por ejemplo, le preguntamos ¿qué podría haber hecho el emperador para que no le hubieran engañado? Ahí estás haciendo que el niño piense.

-Y que se divierta. En su libro recuerda cómo Montaigne decía que los juegos de los niños “no son juegos sino que deberían considerarse como sus actos más serios”.
-La filosofía también es jugar. Jugar con el pensamiento. Por eso no hay que precipitarse. Podemos decir al niño que seguimos con el cuento mañana. A los adultos nos pasa lo mismo con las series, tenemos ganas de ver el siguiente capítulo para saber qué pasa. Con los cuentos infantiles sucede igual. Si sabemos hacer las preguntas adecuadas estaremos enseñando a nuestros hijos a pensar. Si añadimos el elemento de valoración moral les estaremos enseñando algo más.

-¿Qué es la valoración moral?
-Preguntarle ¿te parece justo que al patito le llamen feo? A lo mejor el niño te explica muchas cosas. Por ejemplo, te puede decir que en su clase hay un compañero al que llaman feo. Ahí los padres pueden actuar desde el punto de vista moral y preguntar si le parece justo y por qué.

“Hay que abolir los deberes mecánicos. No tienen sentido. Los únicos deberes válidos son los que mueven a pensar”

-Imaginemos un niño al que le lean cuentos de esta manera y otro que no. Cuando cumplan 15 años ¿qué diferencias habrá entre ellos?
-La primera diferencia es que el niño también se acostumbra a preguntar y sus preguntas serán más certeceras. Un adolescente que haya recibido esa formación será un adolescente rebelde, alguien a quien no convencerá el discurso fácil.

-Rebelde en el sentido positivo.
-En el sentido de ciudadanía. Los ciudadanos debemos ser rebeldes y no conformarnos con un discurso si el argumento no tiene fuerza. Estos chicos y chicas detectan contradicciones y prejuicios y tienen pensamiento crítico. Y también son más creativos. La filosofía no solo es hablar sino dibujar, buscar símbolos y metáforas. Hace poco asistí a una clase de con alumnos de cinco años. La maestra les enseñó un sonajero hecho con un rollo de papel y granos de arroz y les propuso hacer grupos y fabricar su propio sonajero en 25 minutos. Cuando acabaron le sentó en un círculo y les preguntó qué había sido lo más fácil y lo más difícil. Eso es una pregunta muy filosófica.

-Usted defiende que se educa dando tiempo para pensar. Pero en muchos casos los niños siguen atados a los deberes mecánicos.
-Hay que abolirlos, no tienen sentido.  Los únicos deberes que debería haber son los que mueven a las familias a pensar. A mis alumnos de Ética, por ejemplo, les mando de deberes un dilema moral para que lo hablen en casa: “Te encuentras en una centro comercial una cartera con 50 euros y el DNI. ¿Qué haces?” 

NUEVOS MAESTROS SOCRATICOS

La filosofía ha dejado ser la aburrida asignatura con la que la ‘generación EGB aprendió de memoria la obra de grandes pensadores como Kant, Platón o Descartes. La filosofía, de hecho, ha salido de los colegios e institutos y ha desembarcado en talleres con presidiarios y drogadictos. También se está aplicando en la empresa, niños con autismo y personas con discapacidad intelectual.

Hace seis años, el profesor Chema Sanchez Alcón -responsable del Centro de Filosofía para Niños en València- pensó en la posibilidad de acercar la filosofía a personas con discapacidad intelectual de cualquier edadSu proyecto funcionó tan bien que en el 2016 la idea se exportó a Galicia, León, Toledo y Murcia. Puede que estos alumnos no conozcan a los grandes filósofos, pero en los talleres “están practicando la filosofía”, afirma Luis Alberto Prieto, presidente del Centro de Filosofía para Niños, una red que apuesta por la formación filosófica de los profesores y lucha para que la Filosofía se aplique en los colegios y los menores aprendan así a pensar por sí mismos y mejor.

Peticiones por toda España

El proyecto de personas con discapacidad nació en València con humildad y sin excesivas pretensiones. Sin embargo, los resultados fueron tan positivos que los alumnos, convertidos en ‘maestros socrácticos’, acudieron a un congreso de profesores de Filosofía para explicar sus talleres de pensamiento libre. El resultado de la charla fue la expansión de la idea a otras ciudades. “Nos lo están pidiendo en muchos otros lugares, como Madrid, Catalunya, Extremadura y Andalucía. Pero dependemos de dinero público y el presupuesto no nos llega”, admite Prieto.

A diferencia de otros cursos, los talleres filosóficos para personas con discapacidad intelectual son más largos. Duran un año escolar y la jornada se extiende a toda la mañana. Con edades comprendidas entre los 17 y los 50 años, los alumnos tienen varios grados de discapacidad y el único requisito es que tengan capacidad para expresarse y escuchar. La tarea fundamental de los profesores es la de desarrollar el pensamiento crítico y emocional (identificar, comprender y regular las emociones) así como la educación en valores. “Aquí nadie se aprende de memoria los logros de Aristóteles, lo que hacemos es pensar en grupo, escuchar al otro, seguir su argumentación y responder con cuidado”, explica Prieto. Al igual que los niños, las personas con discapacidad llegan a los mismos sitios que los demás. Tan solo que lo hacen más despacio”, añade.

Mayor autoestima

En los talleres se practica la filosofía. Se inculca a los alumnos la necesidad de hacer preguntas y que estas sean pertinentes. En las clases se habla de la verdad, la belleza y el bien. Se trabaja mucho el concepto de ciudadanía y de dignidad. El efecto inmediato en los alumnos -que con el paso del tiempo se convierten en ‘maestros socráticos’- es el aumento de su autoestima. “Es una manera de empoderarles porque ellos están demostrando que pueden hacer muchas cosas. Es una vía para que se sientan incluidos en la sociedad. Muchos han sufrido algún tipo de acoso, así que los talleres sirven para que tengan sentido de la responsabilidad hacia los demás”, resume el responsable del Centro de Filosofía para Niños, institución que colabora con Plena Inclusión España, organización que trabaja por la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

Actividades

Una de las actividades que se suelen realizar es la de crear una imaginaria ciudad de pensamiento libre, con sus propio alcalde y sus partidos políticos. Los alumnos tienen que organizarse y realizar peticiones a las autoridades. “Su sentido cívico les hace reclamar más hospitales y colegios”, explica Prieto. Otra actividad habitual es la de mostrar cuadros y que los alumnos, a través de preguntas pertinentes, traduzcan el lenguaje del arte. Los profesores también suelen trabajar mucho las emociones y, sobre todo, emplazan a los alumnos

Un (mal) ejemplo de Líder Autárquico. Mariano In Action


MIA  Mariano In Action

(El título hubiera resultado más oportuno utilizando la inicial de su apellido (Rajoy) RIA y hubiera podido ser algo tal como

RIA -se

pero lo dejé así por ser Mariano más próximo, más familiar: “¿Cuánto te voy a echar en falta? con lo que nos hemos llegado a reír juntos” (la frase es de un episodio del Dr. House, por las dudas)

La autocracia es una suerte de dictadura o absolutismo impuesto, bien sea a través de las urnas o mediante un Golpe de Estado, y que, en el caso de las democracias, suele durar el período de tiempo que a bien tengan los ciudadanos mantener al tirano de turno. Solemos restringir el acceso a este adjetivo a personajes muy relacionados con la política y con el ejército, en este último caso, metidos a políticos, pero también existen líderes autocráticos en las organizaciones y en las corporaciones empresariales y de cualquier tipo. Actualmente podríamos aventurar que Maduro (Venezuela) es uno de ellos y Erdogan (Turquía) también está muy próximo al anterior, por poner dos ejemplos.

La autarquía, por otra parte, también se refiere a otra variante sutil de las dictaduras. Algo que también sucede en Venezuela y en Turquía bajo el paraguas de la “Democracia”. En España ya vivimos algo similar durante el gobierno-dictadura franquista que se presentaba a sí misma como “democracia orgánica”, pero que encubría a un actor y al resto del reparto que actuaban como auténticos sátrapas.

Recientemente, España ha vuelto a sufrir una circunstancia autárquica, si entendemos por ello a aquel gobierno de un grupo que posee el poder absoluto del estado, decidiendo las leyes y cambiándolas de acuerdo a sus intereses. Porque eso exactamente es lo que ha venido haciendo el peor Gobierno de la democracia española: el del señor Rajoy

En Wikipedia, podemos encontrar una entrada muy interesante al respecto: El Ideal Filosófico de la autarquía

“En la Antigua Grecia varias corrientes filosóficas vieron en la autarquía un ideal de vida. Para las escuelas cínica, estoica, epicúrea y cirenaica, la autarquía es la situación propia del sabio, que se basta a sí mismo para ser feliz, pues no necesita para ello otra cosa que el ejercicio de la virtud. En este sentido, es la independencia del sabio, que junto a la autonomía (libertad) y la ataraxia (imperturbabilidad) configuran las características ideales del sabio”

Exactamente lo que ha estado ejerciendo el ínclito Rajoy hasta la fecha y que ahora continuará dilatando sus decisiones en Santa Pola, pobres empleados del Registro de la Propiedad. Su virtuosismo, basado en la dilación en la toma de cualquier decisión bajo el viejo axioma de los mentecatos, “el tiempo lo soluciona todo”; sumado a la libertad de hacer lo que le viniera en gana (libertad) apoyado por una mayoría primero y una minoría suficiente, después; y su característica ataraxia (imperturbabilidad) de buen gallego que nunca sabes si va o viene, y conste que no acepto esta generalización geográfica ni social, pero que en su caso es constitutivo de su propia personalidad, conforman un perfil de Líder Autárquico, de esos que, además nunca habla claro, suponiendo que esté dispuesto a dialogar alguna vez, cosa que no creo.

Y es que, un Líder que oye pero no escucha, nunca dispuesto a encontrar puntos de encuentro y siempre presto a señalar líneas de separación y diferencias ideológicas irrenunciables, nunca podrá convertirse en un buen líder. Nunca, jamás. Contrapuesto a la sabiduría supuesta en los sabios, defendida por estoicos, epicúreos, cirenaicos y cínicos, se presenta la escuela de los valores humanistas y cristianos que encuentran la verdadera felicidad y sabiduría en el amor agapao (o ágape), ese que todo lo puede:

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta (Corintios 13)

Pero ¿qué le vas a explicar a alguien, cargado de tanta soberbia? Incapaz de ceder cualquier espacio al diálogo, a la comprensión, al entendimiento. Básico para cualquier líder que se precie, en cualquier organización por pequeña o grande que esta sea. Si a eso le añades todos los enemigos que vas dejando por el camino (cadáveres políticos poco dispuestos a perdonar y condonar tu deuda), el desgaste propio de tus propias torpezas (todos tenemos y las cometemos), y que más que el líder político de una importante nación en el concierto europeo eres una mala caricatura al servicio de tus propios desaciertos públicos y notorios (ver imágenes de este post con frases suyas memorables), tienes servida una moción de censura (o destitución) con final atroz y doloroso (a la p… calle), del que no va a quedar ni una sola imagen de épica política; simple y llanamente, Señor Presidente váyase y no le queremos volver a ver más en la vida.

Rajoy, sí, posiblemente el peor Líder de la Historia Moderna de España (no hablo ni juzgo a la persona, sólo a su función política, quede claro).

Mariano DIXIT

Un auténtico Líder moral


Clicar encima de la imagen para acceder al texto referido

Dag Hammarskjöld (clicar encima de la imagen para acceder al texto referido)

Preparando la versión ON LINE de nuestro curso LiderazgoAhora, que esperamos se pueda lanzar pronto al mercado, me viene al recuerdo un artículo de la Vanguardia (25/09/11), firmado por Miguel Calsina, que se refiere a un antiguo Secretario de la ONU de cuyo óbito en poco tiempo alcanzaremos el sesenta aniversario y del que la mayoría ni escuchamos hablar: Dag Hammarskjöld.

Como cuando una cosa está tan bien explicada no es prudente tratar de interpretarla, yo les dejaré con el artículo que me permitió conocer a este personaje en el cincuenta aniversario de su pérdida, que se adjunta (accederán a él clicando encima de la imagen de cabecera)  y que les recomiendo encarecidamente lean.

Sólo quiero resaltar dos puntos:

En mis nuevas responsabilidades (cuando fue elegido Secretario General de la ONU) el hombre privado debe desaparecer y el servidor público internacional ocupará su lugar” ¡Brutal!

Y de Saint Exupéry: “Un político despliega su máximo valor cuando está al servicio de alguna evidencia moral

Igualito que los que nos gobiernan a nosotros, hoy en día, “bajo pura gestión de contingencias partidistas o electoralistas y no como búsqueda sincera del interés general” (frase extraída del artículo del propio politólogo y profesor, Calsina, sin su autorización)

 

 

 

Starbucks, ¿Liderazgo Moral o Sanción Inmoral?


El 29 de Mayo Starbucks cierre sus cafeterías en USA por la tarde. Su presidente, Kevin Johnson, en un alarde de inmediatez y de inteligencia gerencial ha tomado esa decisión fulminante para ‘educar-capacitar’ a sus 175.000 empleados en materia de atención al cliente y muy especialmente en el área de discriminación racial.

Eso es liderazgo y…. marketing del bueno. De verdad. Eso es lo que pedimos y exigimos de un líder, respuestas contundentes y rápidas, sin excusas y rentables.

No obstante, debajo del titular, de la efectividad y de la destreza de la compañía y de su propio presidente, subyace una cuestión nada menor para nosotros como capacitadores de Liderazgo y de Atención al Cliente. No entendemos porque han tenido que añadir la coletilla (los periodistas) de que todos los trabajadores asistirán a esa jornada, excepto el Director de esa cafetería en la que acaecieron los hechos que ha sido despedido.

En primer lugar, carecemos de cualquier información aclaratoria, algo que sí tienen ellos, pero, aunque no haya sido en todas las noticias después de haber leído y escuchado distintas versiones con las mismas imágenes, se habla de que las personas que estaban ocupando una mesa a la espera de un tercer miembro que no había llegado, utilizaron (o querían hacerlo) los baños del local. Esto y no el racismo desencadenó los hechos. Los que estamos de alguna manera relacionados con la hostelería, estamos muy habituados a este tipo de comportamiento por parte de algunos (muy pocos) clientes que entran en el establecimiento, no consumen, ocupan mesas en detrimento de otros -estos sí- clientes y utilizan los servicios sin consumir absolutamente nada.

En algunas enseñas o cafeterías, es un comportamiento consentido como política de empresa que, seguramente, nunca queda escrito en ninguna normativa interna. Desconocemos el caso de Starbucks pero, de verdad ¿el caso fue de racismo? Hay que entender que todo este asunto de la intolerancia hacia los negros es un tema de fondo en USA (como aquí lo serían magrebíes o gitanos) que siempre aparece en la superficie, de hecho, en el vídeo, un entrevistado de color así lo hace notar.

En Catalunya (España) se ha llegado a poner en muchos baños el letrerito de “Uso exclusivo para clientes” y el Ajuntament de Barcelona tratando de mediar para obtener una mayor laxitud en su municipio. Cierto es que una cafetería o un bar ni son ONG’s ni tampoco servicios sociales a disposición pública, pero no lo es menos que existe algo llamado ‘humanidad’ que debiera extenderse no sólo a este gremio sino a todos los que disponen de un local a pie de calle, con las excepciones que debieren darse por los motivos que fueren. O lo aceptamos así, o las corporaciones disponen en plena calle de urinarios públicos, o toleramos que aquellos con problemas de próstata dispongan del primer arbolito que encuentren.

Este no es un tema menor en todo este asunto porque, al final, además de todo lo sucedido, resulta que han acabado despidiendo a un empleado sin dar muchas explicaciones del porqué y de lo que muchos (tan intolerantes como los discriminadores) se habrán felicitado. Es decir, han dejado en la calle a alguien que, tal vez cumpliera con una normativa muy ‘ad hoc’ excusado en un tema de intolerancia. Yo, personalmente, les garantizo que si en una cafetería mía entra alguien, no consume y no solicita con educación utilizar los servicios, se le invita a abandonar el local. Por descontado que el uso de los baños, la ingesta de agua embotellada o un bocadillo para alguien que lo necesita, o pide educadamente la utilización de los servicios, no se le niega a nadie. Por eso, el despido de un gerente de tienda me provoca tantas dudas, sobre todo cuando la reacción tiene mucho de marquetiniana -no la discuto, al contrario, la alabo- y se le ha dado trascendencia mundial en todas las cadenas y diarios.

Sólo digo que, a falta de más información, me sobraba el despido del gerente y creo que hubiera sido mucho más pragmático reconducirlo, en caso de haber incumplido alguna norma, o de haber reconocido que no aceptar el uso de los servicios a no consumidores es algo extendido y tolerado por la corporación, indicando que se iba a cambiar la norma, con lo que el curso del 29 de Mayo habría versado exclusivamente sobre Atención al Cliente, en una compañía que si bien es cierto sirve uno de los peores cafés del planeta, se distingue, entre otras cosas, por una esmerada atención al cliente y créanme cuando les hago esta afirmación ya que soy exigente hasta la intolerancia con este asunto.

A partir de hoy, voy a incluir este caso en mis cursos sobre Atención al Cliente y en el de LiderazgoAhora, para ver la opinión de los participantes. También trataré de recabar la información directa de la compañía en su sede central, para poder documentarlo con más fiabilidad, me resulta tan poliédrico como fascinante.

 

(Por cierto, si alguien dispone de más información y nos la puede hacer llegar, le estaremos muy agradecidos)