50 Pasos hacia la Excelencia. ¿Sabes Sonreír? (Paso 19)


Un viejo proverbio chino dice que: “Si no sabes sonreír, no abras una tienda”, ni un bar, ni una peluquería, ni una lavandería… ni, como leí en algún post, ‘la puerta de tu casa. Muchas personas, muy buenos profesionales, piensan erróneamente que el cliente busca que le resuelvan su problema, no que la persona que le atienda sonría o sea simpática. De hecho, muchos me han llegado a decir que no se les paga por ser simpáticos sino por ser efectivos. Y yo me cuestiono: ¿Qué imposibilita la concurrencia de la efectividad con la simpatía? Continúa leyendo 50 Pasos hacia la Excelencia. ¿Sabes Sonreír? (Paso 19)

El hombre que plantaba árboles


El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono no es más que una fabulación en la que muchos han querido ver a un ser humano, real, detrás de ella, fuera el propio Jean o el protagonista ficticio Elzéard Bouffier. Existiera o no –que no existió, según confesó el propio relator al final de sus días- la historia merece la pena ser contada y, sobre todo, leído el libro que responde al nombre dado al inicio de este post. DIEZ LECCIONES que debemos extraer de este cuento Continúa leyendo El hombre que plantaba árboles

50 Pasos hacia la Excelencia. El Mercado (Paso 18)


¡Sí, lo que oye! Vamos a dejarnos de memeces y medias verdades que sólo nos perjudican a la hora de auto diagnosticar nuestros problemas. Esa estupidez que se viene reiterando como argumento que pretende insuflar ánimos pero que acaba convirtiéndose en un “no lo entiendo” , debemos desterrarla. El comercio tradicional atiende tan mal o tan bien como cualquier otro, depende de la suerte y del día. Continúa leyendo 50 Pasos hacia la Excelencia. El Mercado (Paso 18)

50 Pasos hacia la Excelencia. Nadie quiere comprar sus productos (Paso 17)


Por eso, la intencionalidad de compra queda muchas veces sujeta al subjetivo valor del producto a adquirir y ese valor (subjetivo) viene determinado por lo que el producto vaya a representar para nosotros (beneficios) o frente la sociedad (alimentar nuestro ego); no compramos los productos por lo que son, sino por lo que significan y representan para cada uno de nosotros en función de nuestros gustos y, también, de la limitación (exclusividad) y escasez que exista en el mercado del propio bien o producto Continúa leyendo 50 Pasos hacia la Excelencia. Nadie quiere comprar sus productos (Paso 17)

Digitalización empresarial, ¡Ya!


El problema radica en que las propias compañías, empresas, que se han acostumbrado a considerar a los ‘informáticos’ como un mal necesario y no un aliado imprescindible. El abanico de precios que están dispuestos a pagar por los buenos profesionales, esos aliado imprescindibles, en ocasiones clama la desvergüenza. Continúa leyendo Digitalización empresarial, ¡Ya!