Ahora o nunca ¡¡¡


Don King, un estrafalario y exitoso promotor de boxeo dejó ir de su boca una perla que recogió el The Daily Telegraph el 7 de Septiembre de 1977: “Hay que creer en lo increíble y sacar una oportunidad de lo imposible

Ahora, hoy, más que nunca los españoles, como media Europa, nos enfrentamos a una situación que nadie nos ha acabado de explicar en toda su dimensión por miedo a lo que pudiera suceder a continuación. Nuestros políticos se muestran tan cautos como los empresarios de mayor influencia, todos, unos y otros están atemorizados. Saben que la verdad es muy dura, muy cruda y nos van dando la información con cuenta gotas. Tienen miedo, en realidad, de perder sus prebendas, sus privilegios, sus puestos prominentes que les permite mantener un status quo ventajista. Pero eso ya no es nada nuevo para nadie y si no que se lo pregunten a griegos, portugueses e irlandeses.

Pero la buena noticia es que dependemos de nosotros mismos para revertir esta situación y no estoy llamando a nadie a una revolución, que con la corriente independista que estamos viviendo en Catalunya ya tenemos suficiente. Solamente estoy exponiendo algo que todos sabemos y no nos atrevemos a poner en marcha: Creer en lo increíble y sacar una oportunidad de esta situación.

Necesitamos a gente con vocación de cambio, con ilusiones y anhelos que ya lo no tengan miedo a perder nada. Necesitamos a gente joven, a gente con experiencia, dispuestos a hacer cosas nuevas, imaginativas, originales, distintas, que saquen provecho de la inmensidad de oportunidades que se generan en nuestro entorno porque, a veces no hay próxima vez, no hay una segunda oportunidad, no hay tiempo de espera. A veces, es ahora o nunca. Ésta es una de ellas.

En una pequeña población catalana, Martorell, un grupo de emprendedores están haciendo el cambio al amparo de un proyecto llamado VilaEmprèn y donde habían tiendas cerradas, están abriendo nuevos proyectos con resultados interesantes, demostrando que, a partir de la Sociedad Civil, con el apoyo más moral que económico que les presta el Ayuntamiento, la Diputación, la Cámara de Comercio y el Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda, se pueden hacer cosas increíbles como revertir una tendencia de cierre y darle la vuelta a la situación como a un calcetín. Gente joven, negocios diferentes, oportunidades y el público responde. Martorell puede. Catalunya puede. España puede.

Hemos de aprender a leer las situaciones, las circunstancias, y ellos han sabido hacerlo. A veces, es ahora o nunca. En todos los órdenes de la vida.

 

Anuncios