El éxito es un pésimo maestro


Una persona inteligente, o como yo entiendo que debería de ser y comportarse una persona inteligente, nunca, nunca, nunca se llegaría a pensar que no puede fallar. Y eso me lleva a una distinción entre emprendedores (luego convertidos a empresarios de éxito) listos y otros que serían los verdaderamente inteligentes Continúa leyendo El éxito es un pésimo maestro