Déjame, Señor, morir enamorado.


Hace años (falleció el 26 de Julio del 70), un brillante periodista, además de ensayista, crítico y literato, llamado Luis Marsillach escribía en la Hoja del Lunes que, además, dirigía un artículo de fondo con el mismo encabezado que he querido respetar en este post. Mi padre, lector y seguidor de tan insigne pluma, guardó el recorte entre sus más preciados tesoros. Hoy, hojeando y recordando en medio de un innecesario acto de nostalgia, recuperé este tesoro, nunca mejor dicho, y me propuse compartirlo con todos porque sigue vigente después de más de cuarenta años. Sea este, un homenaje a … Continúa leyendo Déjame, Señor, morir enamorado.