Sistema Ruidoso -Confrontación de ideas (2ª parte)


Imagen5

Cómo conseguir una confrontación de ideas franca, abierta y positiva (continua)

  • Captación de ideas
    • No se trata de una válvula de escape para el personal de la compañía
    • No es una forma de cosecha indiscriminada de aportaciones que almacenaremos
    • Tampoco se trata del clásico buzón de sugerencias
    • Y mucho menos es cubrir un expediente necesario

 

El líder, jefe o jefecillo que piense que eso de recoger ideas de sus compañeros es una herramienta más, un invento de los americanos y de esos tipos que escriben libros, los gurús, no sólo se equivoca sino que llevará a sus compañeros de fracaso en fracaso y a su empresa a la ruina, si no lo han echado antes.

El cambio que ya ha llegado y se ha instalado entre nosotros -no el que vaya a llegar una año o una década de estas y que ya veremos si es una moda pasajera o se instalará o no dentro de nuestras organizaciones-, vuelve a permitir aflorar una ignorancia suprema y, probablemente también, una prepotencia que nadie se puede permitir entre nuestros responsables, mandos intermedios y, porqué no, altos ejecutivos.

Pedirle la colaboración a nuestros compañeros y colaboradores, es un acto supremo de liderazgo que debe ejercerse con absoluta humildad y en la ciega confianza de que, de todas sus aportaciones, vamos a obtener un resultado muy superior al que alcanzaríamos haciéndolo todo nosotros mismos y solos pero no deben olvidar que ellos ya están más que cansados de soportar humillaciones, ser utilizados por todos y sufrir las consecuencias de la ineptitud de quienes les dirigían. Y esto es así aunque no guste o no convenga acordarse de ello.

¿Recuerdan aquella máxima tan perniciosa que muchos ejecutivos, estúpidos y de corto alcance, altaneramente lanzaban al aire con displicencia hacia ellos: “No te pagamos para pensar”? Caló muy hondo entre los honrados profesionales que trataban de aportar su granito de arena para mejorar resultados, métodos y sistemáticas de trabajo. Ahora, ya han aprendido la lección y no son, para nada, unos necios. No están dispuestos a dar su punto de vista ni a poner su experiencia en manos de cualquier iluminado ascendido o recién llegado de una escuela de negocios, por más importante que esa sea, sólo porque les muestre y ofrezca cristalitos de colores, collares y alhajas baratas para mantener su atención y conseguir una actitud involucrada.

O hay un verdadero programa de trabajo, bien elaborado, sustentado en una auténtica participación en la mejora, secundado por todos -especialmente por ‘los de arriba‘- y con posibilidades de continuar sosteniéndose en el tiempo, o todo lo que estamos presentando quedará en agua de borrajas. La confianza se gana y nadie, aún menos en el plano empresarial y/o profesional, la regala. Y si lo hace, lo hará con quién a él/ella/ellos les dé la real gana.

Por tanto, ojo avizor, no juegue con esta fase de la estrategia o el Sistema Ruidoso no va a resultar exactamente en la dirección que usted esperaba.

Estimular la comunicación

Imagen7

Proponga, dinamice y espere pacientemente.

  • Solicitar deliberadamente la comunicación para crear una cultura más abierta
    • Escuchar y aprender de lo que nos dicen los miembros de nuestro equipo
    • Acercarse a las fuentes. Quién más sabe respecto al funcionamiento de un puesto de trabajo es quién trabaja en él, no sus jefes
    • Ser fuertes y sinceros, sobre todo cuando las ideas chocan con las nuestras ….
    • Desarrollar una gestión de inteligencia real, no manipular
    • Crear cultura empresarial

Escuche cuando le hablen, aprenda e infórmese para tratar de  adelantarse a sus propuestas y también, porqué no, a sus conocimientos. Usted tiene que tratar de saber más que ninguno sobre su trabajo, aunque no lo vaya a conseguir nunca; ellos siempre sabrán más sobre su trabajo que usted, pero así minimizará el impacto negativo de su ignorancia y/o desconocimiento. Analice hasta el último detalle y, si tiene dudas o no lo acaba de entender, pregunte a los afectados. Contraste y obligue a contrastar, entre ellos.

Y no se le vaya a olvidar, sus colaboradores saben infinitamente más y conocen mucho mejor su puesto de trabajo de lo que usted lo llegará a conocer nunca en la mayoría de las ocasiones. No sea necio, no trate de imponer sin conocer ni tampoco dárselas de listo. Una vez más: humildad y prudencia

Es más, le animo a realizar una sesión en la que usted pueda reconocer quienes son los que están a favor de ‘hacerlo de una determinada manera’ y quiénes están en contra, una especie de escenificación o juego de rol. Conforme dos grupos-equipos, en donde se encuentren incluidos en el Grupo A  los que están a favor y en el Grupo B los que están en contra. Mezcle alguno miembro para despistar. A continuación invite a defender a cada equipo la respuesta contraria a la que legítimamente defendieron desde un inicio.

Es decir. Si estamos tratando de un cambio en la manera de organizar el trabajo en una cadena de montaje y unos dicen que se haga por piezas en equipo hasta ensamblar cada una de las unidades finales y otros defienden que por grupos y que cada cual se responsabilice de la pieza finalizada, no se inmiscuya de entrada, así esté usted de acuerdo con uno de los dos. Permita que cada cual defienda, en esa actividad grupal, la teoría opuesta a la que defiende en realidad en un debate entre ellos dos. Los del Grupo A, que apuestan por hacer las piezas en un sólo grupo, deberán defender la postura contraria y argumentarla. Y el grupo B, al contrario. De esta manera conseguirá que ellos piensen en los puntos fuertes de la opción contraria y, al sintetizar el ejercicio, es más que posible que haya surgido una tercera vía. En caso contrario, cada uno habrá entendido un poco más sobre el punto de vista de sus compañeros. Pero, sobre todo, usted sabrá mucho más sobre el tema de lo que conocía al entrar en la reunión.

Convirtamos esa manera de hacer en cultura empresarial, no en una circunstancia oportuna. Gracias.

Choque de opiniones

Imagen6

  • Genera controversia, peleas y, tal vez, dolor
  • Sin él, las organizaciones se estancan, se atrofian y las personas que se encuentran dentro del núcleo son, a menudo, las últimas en enterarse de que hay problemas.

No tenga miedo de generar situaciones tensas, cuando existe una verdadera y sincera comunicación orientada a la consecución de unos resultados donde todo el mundo es leal a sus compañeros y a sus jefes, no debe de temer lo que le puedan llegar a decir. Usted no necesita escuchar su propia opinión, sino que se la contrasten, que defiendan asertivamente la contraria a la que usted está pensando ahora mismo.

Abra su mente, disponga su actitud y busque el mejor resultado. Nuevamente, humildad por encima de todo. No se tome nada como personal. Aquí, lo único personal que hay es no alcanzar los resultados previstos por la organización, así que manténgase firmes aunque no le guste lo que escucha. Y felicite a su gente por su valor al enfrentarse a usted. ¡Impagable!

Eliminar las barreras

  • Los símbolos permiten promover u obstruir la comunicación
    • Cuanto más arriba en la pirámide organizativa, es más difícil mantenerse en contacto con personas reales y datos reales

Olvídese de su comodidad, póngase el traje de faena y baje al taller, allí suceden las cosas, no en su despacho acristalado y limpio por dentro. Vaya a visitar a los clientes, arriesguese a que le digan de todo, con el paso de los días, le irán tomando cariño, a fin de cuentas todos hemos tenido un osito de peluche de pequeños. Luego, ya será todo mucho más fácil. Baje a la mina, entre en la obra; cómprese un traje sencillito y así, si se le mancha, no tendrá tanto disgusto; súbase a la cabina de la grúa, sienta lo mismo que sienten ellos. Luego, todo esto le ayudará a la hora de hablar con su equipo.

Ah! Y apréndase el nombre de todos y cada uno de ellos, incluso debiera aprenderse el de sus esposas o mujeres. Y no olvide nunca el nombre de la persona que se ocupa de la limpieza en su empresa, del guarda de seguridad o del portero de la finca. Ellos son una parte importantísima de su éxito. Créame, es verdad.

Imagen13Imagen14

Aprovéchese !!

#liderandoelcambio

 

 

 

 

Anuncios