Un auténtico Líder moral


Clicar encima de la imagen para acceder al texto referido

Dag Hammarskjöld (clicar encima de la imagen para acceder al texto referido)

Preparando la versión ON LINE de nuestro curso LiderazgoAhora, que esperamos se pueda lanzar pronto al mercado, me viene al recuerdo un artículo de la Vanguardia (25/09/11), firmado por Miguel Calsina, que se refiere a un antiguo Secretario de la ONU de cuyo óbito en poco tiempo alcanzaremos el sesenta aniversario y del que la mayoría ni escuchamos hablar: Dag Hammarskjöld.

Como cuando una cosa está tan bien explicada no es prudente tratar de interpretarla, yo les dejaré con el artículo que me permitió conocer a este personaje en el cincuenta aniversario de su pérdida, que se adjunta (accederán a él clicando encima de la imagen de cabecera)  y que les recomiendo encarecidamente lean.

Sólo quiero resaltar dos puntos:

En mis nuevas responsabilidades (cuando fue elegido Secretario General de la ONU) el hombre privado debe desaparecer y el servidor público internacional ocupará su lugar” ¡Brutal!

Y de Saint Exupéry: “Un político despliega su máximo valor cuando está al servicio de alguna evidencia moral

Igualito que los que nos gobiernan a nosotros, hoy en día, “bajo pura gestión de contingencias partidistas o electoralistas y no como búsqueda sincera del interés general” (frase extraída del artículo del propio politólogo y profesor, Calsina, sin su autorización)

 

 

 

Anuncios

Starbucks, ¿Liderazgo Moral o Sanción Inmoral?


El 29 de Mayo Starbucks cierre sus cafeterías en USA por la tarde. Su presidente, Kevin Johnson, en un alarde de inmediatez y de inteligencia gerencial ha tomado esa decisión fulminante para ‘educar-capacitar’ a sus 175.000 empleados en materia de atención al cliente y muy especialmente en el área de discriminación racial.

Eso es liderazgo y…. marketing del bueno. De verdad. Eso es lo que pedimos y exigimos de un líder, respuestas contundentes y rápidas, sin excusas y rentables.

No obstante, debajo del titular, de la efectividad y de la destreza de la compañía y de su propio presidente, subyace una cuestión nada menor para nosotros como capacitadores de Liderazgo y de Atención al Cliente. No entendemos porque han tenido que añadir la coletilla (los periodistas) de que todos los trabajadores asistirán a esa jornada, excepto el Director de esa cafetería en la que acaecieron los hechos que ha sido despedido.

En primer lugar, carecemos de cualquier información aclaratoria, algo que sí tienen ellos, pero, aunque no haya sido en todas las noticias después de haber leído y escuchado distintas versiones con las mismas imágenes, se habla de que las personas que estaban ocupando una mesa a la espera de un tercer miembro que no había llegado, utilizaron (o querían hacerlo) los baños del local. Esto y no el racismo desencadenó los hechos. Los que estamos de alguna manera relacionados con la hostelería, estamos muy habituados a este tipo de comportamiento por parte de algunos (muy pocos) clientes que entran en el establecimiento, no consumen, ocupan mesas en detrimento de otros -estos sí- clientes y utilizan los servicios sin consumir absolutamente nada.

En algunas enseñas o cafeterías, es un comportamiento consentido como política de empresa que, seguramente, nunca queda escrito en ninguna normativa interna. Desconocemos el caso de Starbucks pero, de verdad ¿el caso fue de racismo? Hay que entender que todo este asunto de la intolerancia hacia los negros es un tema de fondo en USA (como aquí lo serían magrebíes o gitanos) que siempre aparece en la superficie, de hecho, en el vídeo, un entrevistado de color así lo hace notar.

En Catalunya (España) se ha llegado a poner en muchos baños el letrerito de “Uso exclusivo para clientes” y el Ajuntament de Barcelona tratando de mediar para obtener una mayor laxitud en su municipio. Cierto es que una cafetería o un bar ni son ONG’s ni tampoco servicios sociales a disposición pública, pero no lo es menos que existe algo llamado ‘humanidad’ que debiera extenderse no sólo a este gremio sino a todos los que disponen de un local a pie de calle, con las excepciones que debieren darse por los motivos que fueren. O lo aceptamos así, o las corporaciones disponen en plena calle de urinarios públicos, o toleramos que aquellos con problemas de próstata dispongan del primer arbolito que encuentren.

Este no es un tema menor en todo este asunto porque, al final, además de todo lo sucedido, resulta que han acabado despidiendo a un empleado sin dar muchas explicaciones del porqué y de lo que muchos (tan intolerantes como los discriminadores) se habrán felicitado. Es decir, han dejado en la calle a alguien que, tal vez cumpliera con una normativa muy ‘ad hoc’ excusado en un tema de intolerancia. Yo, personalmente, les garantizo que si en una cafetería mía entra alguien, no consume y no solicita con educación utilizar los servicios, se le invita a abandonar el local. Por descontado que el uso de los baños, la ingesta de agua embotellada o un bocadillo para alguien que lo necesita, o pide educadamente la utilización de los servicios, no se le niega a nadie. Por eso, el despido de un gerente de tienda me provoca tantas dudas, sobre todo cuando la reacción tiene mucho de marquetiniana -no la discuto, al contrario, la alabo- y se le ha dado trascendencia mundial en todas las cadenas y diarios.

Sólo digo que, a falta de más información, me sobraba el despido del gerente y creo que hubiera sido mucho más pragmático reconducirlo, en caso de haber incumplido alguna norma, o de haber reconocido que no aceptar el uso de los servicios a no consumidores es algo extendido y tolerado por la corporación, indicando que se iba a cambiar la norma, con lo que el curso del 29 de Mayo habría versado exclusivamente sobre Atención al Cliente, en una compañía que si bien es cierto sirve uno de los peores cafés del planeta, se distingue, entre otras cosas, por una esmerada atención al cliente y créanme cuando les hago esta afirmación ya que soy exigente hasta la intolerancia con este asunto.

A partir de hoy, voy a incluir este caso en mis cursos sobre Atención al Cliente y en el de LiderazgoAhora, para ver la opinión de los participantes. También trataré de recabar la información directa de la compañía en su sede central, para poder documentarlo con más fiabilidad, me resulta tan poliédrico como fascinante.

 

(Por cierto, si alguien dispone de más información y nos la puede hacer llegar, le estaremos muy agradecidos)

Pasión vs Mediocridad


Esto del ‘brillo de los ojos’ me lo enseñó -espero que lo recuerde- un buen amigo, Paco Pastor, que me permitió identificar la actitud de las personas a través de ese brillo inigualable.

Haz sólo aquello que te permita iluminar tu mirada, siempre que puedas.

Cuando hablo de personas mediocres, no estoy faltando al respeto a nadie, simplemente me acojo a la RAE y distingo entre a quienes les brillan los ojos y a quienes no. Quienes hacen las cosas por necesidad, obligación o profesionalidad y quienes lo hacen por auténtica devoción.

Ayer mismo (30 de Marzo de 2017) en la Contra de La Vanguardia de Barcelona, Martin Pérez, representante artístico, afirmaba con gran clarividencia:”¡La pasión! Eso importa en un artista, no su virtuosismo“.

¡La Pasión! Esa gran desconocida. Que un pianista, que vive de dar conciertos en los mejores escenarios del mundo, sabe tocar el piano ya nadie lo duda. Que sea capaz de transmitirnos sentimientos y que la piel se nos torne ‘de gallina” eso… es otro cantar.

Cabe su aplicación a cualquier ocupación, trabajo u oficio, con responsabilidades o no sobre terceros. Desdichado aquel que pasa por esta vida sin que nada le haga brillar sus ojos porque el será pobre de verdad.

Brillantes & Mediocres


mediocre

Y ahora es cuando vienen todos y se me enfadan, de hecho estoy acostumbrado a que me suceda así en todas las capacitaciones que imparto. Me gusta ser un provocador, adoro esa faceta mía (debe de ser de las pocas que me satisfacen)

Aunque el letrero esté en inglés y usted, ávido lector de nuevas sensaciones emocionales, domine la lengua de Shakespeare tanto como yo, es decir nada, estoy convencido que lo ha entendido o, por lo menos, lo habrá intuido dando rienda suelta a su inacabable imaginación. La mediocridad y la excelencia no pueden coexistir en un mismo espacio-tiempo dentro de una organización si, por lo menos, no está muy controlada.

No es la primera ocasión en la que expongo esta afirmación dentro d este Blog no va a ser la última, de hecho lo haré en tantas ocasiones como convenga hasta que todos aquellos que ocupan cargos con responsabilidad lo hayan podido digerir.  Y no quiero decir con esto que hayamos de excluir a todos los mediocres profesionales del mundo, Dios me libre de ello, son mayoría y eligen Gobiernos de naciones poderosas. Es una cuestión de concienciación orientada a que las personas entiendan porque a las organizaciones les cuesta tanto superar los cien años de vida.

2016-06-07_10h41_36

No podemos luchar contra esta realidad. De hecho es necesaria en cualquier organización un cupo de mediocres que, contra lo que muchos de ustedes están pensando, no es un insulto ni un agravio. Ojalá nuestra organizaciones estuvieran SÓLO compuestas de personas BRILLANTES y de personas MEDIOCRES, seríamos líderes industriales tecnológicos y de diseño en cualquier país del mundo. Pero no, existen también los INDOLENTES pero de esos hablaremos en otro momento.

2016-06-07_10h58_57 Luego entonces, si la realidad es que disponemos de compañeros brillantes y de compañeros mediocres habremos de centrar nuestros esfuerzos ¿en qué?

2016-06-07_10h59_29

Ahí está el secreto, buscar gente brillante para unirse a nuestro proyecto y, lo más importante, motivar a los mediocres que nos ayudan a sacar el trabajo cotidiano, con su esfuerzo y su profesionalidad, para que desarrollen su talento y se decidan a ponerlo al servicio de la organización que, al final, es de ellos mismos. Además ¿acaso no son los brillantes quiénes más cobran? Pues eso. Vamos a por ese objetivo.

Por cierto, no se vayan a creer… brillantes o mediocres también lo son los líderes, no sólo las bases, que nadie se olvide de eso. Es una característica temporal y voluntaria de las personas, no de sus ocupaciones. Son infinidad los ejecutivos, los autónomos, los propietarios y los comerciantes que desbordan mediocridad por todas partes.

2016-06-07_10h57_57

 

(Segmento Relativamente Poco Importante = Mediocre)

Mediocre: (RAE) 1. adj.  De calidad media

¿Popularidad o Notoriedad?


En un momento en que estamos inmersos en España y en Catalunya en una crisis total y absoluta de liderazgo político creíble y sostenible, entender porqué votamos a unos o a otros puede resultar sintomático de a lo que nos arriesgamos. No obstante, esta píldora sobre liderazgo institucional o empresarial sólo trata, al menos en parte, de situar en el contexto organizacional el valor de la popularidad vs la notoriedad, algo que, en ocasión anterior, ya traté de resaltar.

La importancia que le doy a este tema no es baladí porque, al final, podría resultar que por simpatías o por antipatías, acabáramos dejando en manos de incompetentes simpáticos el futuro de nuestros bolsillos, de nuestros hijos y hasta el de nuestro país.

(Extraído del curso sobre liderazgo impartido por Antonio Pascual para la Dirección Comercial de FundEmi, Universitat Ramón Llull)

Le voy a hacer una pregunta a usted lector que está teniendo a bien seguirme en este Blog. Trate de ser honesto con usted mismo, nada que pueda responder quedará grabado ni estamos nosotros al otro lado para censurarle, ni tampoco se trata de una pregunta trampa, es muy sencilla y directa.

Imagen1

Sólo podrá haber respondido o SI o NO. ¿Qué sucedió en el caso que hubiera elegido la primera opción?

Fácil…

Imagen2

pero no se desanime por esto que todo tiene arreglo y, por supuesto, sus excepciones. Ahora vamos a explicar porque cuestionamos que su popularidad le convierta en un buen líder. Su propia respuesta nos da pistas al respecto. Claro que nadie estará dispuesto a aceptar, sin reticencias y sin resistirse, que no mantiene una buena relación con sus compañeros o con subalternos. Ni ellos nos dicen siempre -casi nunca- lo que verdaderamente piensan de nosotros. Tampoco creo que nuestro ego lo fuera a resistir  sin una descarga de adrenalina maliciosa y perversa que, a buen seguro, nos haría sentir bastante mal durante un par de horas, por lo menos. Pero a lo que vamos…

Imagen3

Efectivamente, esto no es un concurso de Popularidad, ser líder es algo muy serio y siempre saldrán los reconcentrados que digan que se puede ser una cosa y la otra a la vez. Pues va a ser que no. Nunca se ha conseguido quedar exonerado de los detractores a la labor de liderazgo. Los mejores han sido cuestionados o ¿acaso olvidan al Santo Job que después de una vida  de rectitud absoluta fue cuestionado por sus propios amigos?

Imagen5

Pero vamos a lo importante, para ser un buen líder hay que orientarse a los resultados…

Imagen6

Vamos  a establecer la diferencia básica entre la Notoriedad y la Popularidad, base de partida de muchos de lo errores que cometen los líderes en el desarrollo de sus competencias

Imagen7

Así es, la Notoriedad es la verdadera característica que eleva al rango de líder a los que el universo necesita para que les guíe y les acompañe

Imagen8

Cuántos líderes se ha perdido este mismo Universo nunca lo sabremos pero si queremos fomentar un entorno de éxito organizacional, comencemos por posicionar en los lugares de liderazgo a aquellos que no cayendo tan simpáticos, están preparados, disponen de conocimiento, etc. y, por descontado, cuentan con valores personales entre los que se encuentran el compañerismo, el respeto, el amor por el prójimo, la humildad, el espíritu de colaboración y una actitud de servicio y apoyo a su equipo.

Sólo un ejemplo que nunca debería repetirse: Sir Winston Churchill

Imagen9

Un personaje para la historia, capaz de llevar en volandas a su país a la victoria durante la IIª  Guerra Mundial, de inigualable audacia, conocimiento e inteligencia. Notorio entre todos pero, desafortunadamente para él y para su país, poco hábil con las relaciones sociales y, por ende, poco simpático y poco popular. Perdió las elecciones. Gran Bretaña habría sido muy distinta hoy, eso seguro ¿mejor o peor? ya nunca lo sabremos.

#liderandoelcambio #negociandoentierradelobos #pascualpicarin #innovandoparadiferenciar #valoresbenedictinos #ventasproductivas #factormartinez #managementbenedictino #managementcristiano @pascualpicarin